shopify visitor statistics

El ritmo y la rima (Antonio Rivas)

On 15 abril, 2016 by lmurciego

Guía para escritores Nuevos Parte III.
“EL RITMO Y LA RIMA”

pluma2

El profesor Antonio Rivas, poco a poco, se está convirtiendo en un amigo de Poesía a Mano Alzada ahora nos comparte otra clase literaria, la tercera que tiene como eje el ritmo y la rima. Y comienza diciendo así:

Estimados amigos: vamos a olvidarnos de la métrica, la sinalefa, la diéresis, la sinéresis, el verso guía, los hemistiquios, las cesuras, la lira, la octava real, la décima, el arte menor, el arte mayor, el verso blanco, el soneto, la alejandría, el romancillo, la endecha, el romance, la copla real, la espinela, el sexteto, la sextilla, la copla manriqueña, el septeto, la octava real, la octava italiana, el terceto, el tercetillo, la soleá, el cuarteto, la redondilla, el serventesio, la cuarteta, la copla a secas, la seguidilla, la cuaderna guía, la quintilla y el quinteto, etcétera… Y entonces, para que no nos liemos demasiado, sólo vamos a contemplar TRES ASPECTOS DE LA POESÍA: EL RITMO, LA RIMA y EL VERSO LIBRE, atendiendo, primordialmente, a que muchos de nuestros compañeros expresan sus inquietudes literarias en esta último acepción basándose en el exclusivo uso de las METÁFORAS, sin orden ni concierto.

He de decir que no debemos llevarnos a engaños: el verso libre es una opción, qué duda cabe, pero tiene un sólo requisito, y es que, aunque no tenga rima, SIEMPRE TIENE QUE TENER RITMO, como a continuación se explicita.

Obviando la métrica, los elementos que dan forma a la poesía, son la rima y el ritmo.
El ritmo en la poesía, también es llamado armonía o musicalidad, y consiste en la distribución regular de las sílabas acentuadas en un verso, para que coincidan con las del verso siguiente, o bien, con el verso con el que rima, lo que le dará musicalidad a la estrofa. Para ilustrarlo, pondremos las sílabas acentuadas en mayúsculas. Seis ejemplos de ritmo:

CamiNAR muy, muy LEjos,
Por caMInos exTRAños.
Los aMIgos hoGAños
Los tenDRÉ siendo VIEjo.

La soBERbia, priMER peCAdo capiTAL,
Del HOMbre deGRAda el Ánimo corDIAL,
Del PRÓjimo NAda, NÚmero ni acCIÓN,
deREcho o raZÓN, enCUENtra relaCIÓN.

El seGUNdo peCAdo, la CRUEL avaRIcia,
mezQUIno peCAdo del MAL HOMbre,
en aQUEL coraZÓN desPIERta coDIcia
por VAno meTAL deja PAN y NOMbre.

El CUERpo PROpio y aJEno,
deGRAda inPÍA la luJUria
deSEO carNAL sin FREno,
la PROpia digniDAD inJUria.

Ira, MONStruo de MUchas caBEzas,
MIras FÚrica, CIEga, apasioNAda,
CRUEL, sin OIR raZOnes, NAda,
TIras, ROMpes, lasTImas, troPIEzas;

PIERdes Ánimo, esFUmas, aCAbas,
VES lo que DEjas: SÓlo paVEzas.
La GUla, el peCAdo del esTÓmago,
(Aquí me he comido un verso y ya no tengo ganas de buscarlo)
ReVIENta del HOMbre la virTUD,
luJUria del coMER por aSÍ deCIRlo,
lleVANdo a su MUERte a su puPIlo,
lleNANdo adeMÁS su TRISte aTAÚD.

EL ESQUEMA DE LA RIMA
Definición: El esquema de la rima es la práctica de rimar las palabras situadas al final de las líneas de la prosa / poesía. El esquema de la rima se refiere al orden en que determinadas palabras riman. Si la rima alterna palabras, se trata de un esquema “abab”, lo que significa “a” es la rima de las líneas 1 y 3 y “b” es la rima que afecta a las líneas 2 y 4.
Ejemplo: “En este arenal umbrío, (a) júbilo y dolor trenzados, (b) confesaré mi extravío (a) por desiertos y poblados. (b)” (La rima es “abab”).

Los poetas, para que sus poemas sean sonoramente más bonitos, suelen utilizar la rima en todos sus versos. La rima en un poema puede ser de dos tipos:
RIMA CONSONANTE O PERFECTA: es cuando todas las letras, o más, de la última palabra del verso coinciden. Por ejemplo, existe rima consonante en la primera estrofa del poema de Miguel Hernández, “LAS ABARCAS DESIERTAS”: “Cada cinco de enero/cada enero ponía/mi calzado cabrero/a la ventana fría“

OTRO EJEMPLO:
“A un panal de rica miel
dos mil moscas acudieron
que por golosas murieron
presas de patas en él
Otra mosca en un pastel
enterró su golosina
Así, si bien se examina
los humanos corazones
perecen en las prisiones
del vicio que los domina”

Y UNO MÁS:
“Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis”.

RIMA ASONANTE O IMPERFECTA: es cuando la rima se produce también en la última sílaba, pero solo riman las vocales. Por ejemplo, hay rima asonante en este poema de Gustavo Adolfo Becker:
“¿De dónde vengo?… El más horrible y áspero
de los senderos busca;
las huellas de unos pies ensangrentados
sobre la roca dura,
los despojos de un alma hecha jirones
en las zarzas agudas,
te dirán el camino
que conduce a mi cuna.
¿Adónde voy? El más sombrío y triste
de los páramos cruza,
valle de eternas nieves y de eternas
melancólicas brumas.
En donde esté una piedra solitaria
sin inscripción alguna,
donde habite el olvido,
allí estará mi tumba“.

EL VERSO LIBRE
Verso es un término con varios usos. Puede tratarse del conjunto de palabras que mantienen una cadencia y que están sujetas a una cierta medida. Es importante destacar que los poemas tienen como primera unidad ordenada a los versos. Libre, por su parte, es aquello que goza de libertad (que no está subordinado o atado).
Un verso libre, por lo tanto, es una clase de expresión de la poesía que se aleja de los criterios habituales de medida y rima. Similar a la prosa poética y a los poemas en prosa, los versos libres tienen la particularidad de mantener la ubicación tipográfica tradicional de los versos.
El verso libre se caracteriza por su irregularidad y por su extensión variable. Esta modalidad de expresión surgió a mediados del siglo XIX en oposición a la décima, al soneto y al resto de las formas predominantes en el ámbito de la poesía.
Quienes escriben en verso libre no prestan atención a las estrofas, aunque pueden segmentar sus versos en unidades similares. Es importante destacar que, si bien la rima, la métrica y la acentuación no son fijas, EL POETA SIGUE CUIDANDO LA MUSICALIDAD.
Más allá de su amplio desarrollo histórico, el verso libre alcanzó su apogeo en el surrealismo, el creacionismo, el ultraísmo y otras tendencias de vanguardia. Sus autores apostaron por la reiteración de elementos sintácticos y por el uso de distintas figuras retóricas, como la metáfora.
Charles Baudelaire, Walt Whitman, Rubén Darío y Jules Laforgue son algunos de los escritores que experimentaron con el verso libre. EJEMPO DE VERSO LIBRE:

(NOSOTROS)
Nosotros somos un poco apáticos,
no nos preocupamos mucho.
Nosotros tenemos otros más responsables
que se preocupan por nosotros,
compañeros de buena labia
que han estudiado mucho.
Antes de cada mañana ellos ya están enterados
exactamente de lo que debemos hacer.
Ellos se pasan la vida ante los libros
mientras nosotros nos divertimos
derrochando energías en las fábricas, las minas,
las factorías y los pueblos jóvenes.
Ellos conocen las últimas noticias,
saben cuál es la voz,
ubican exactamente los textos,
el pensamiento apropiado,
la cita pertinente.
Nosotros no somos nada interesantes, no tenemos buena
presencia hablamos poco tenemos pésima memoria
y un deplorable balance cultural.
Eso sí: la sudamos toda – ¿eh? –
de sol a sol y a veces a pan y agua
y en las grandes turbulencias sociales
somos los que con más entusiasmo ponemos los muertos.

Antonio Rivas
Batres (Madrid) 30 de diciembre 2015
Se puede compartir sin problemas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *