shopify visitor statistics

Un poema urgente y necesario de Natalia Carrizo

On 27 septiembre, 2018 by lmurciego

Natalia Carrizo, en nuestra definición, es una de las poetas necesarias. Esas que dicen lo indicado con las palabras justas y en tono poético. Una de las que dan forma a los Poemas Urgentes, esta especie de “género literario” que  comienza a ganar espacio no solo en Poesía a Mano Alzada sino también en la vida real.

Gracias, Naty, por habilitarnos este poema en proceso de edición o “a mano alzada”.

Natalia Carrizo

Genocidio blanco, terrorismo de estado
el ser humano transformado
en una espina de pescado
Padre de sus sueños (y no puede mantenerlos)
hijo de sus deudas (que lo van carcomiendo)
Me ahogan los muertos, los ciegos, los tuertos
los buenos, los mansos, los fieros come-ganso
Los gases y las balas, me van enloqueciendo
de plomo y no de goma es lo que te estoy diciendo
El horror echa raíces en la tierra
y su fruto en mi boca sabe a guerra
los esclavos que coagulan nuestra suerte
tienen llena de pólvora la mente
Me lapidan con hermanos mutilados
de la fosa común que no es pasado
quién podrá salvar los ojos de sus madres
Miserables de alma, hacen el hambre
Genocidio blanco, terrorismo de estado
se me atora tanta rabia en la garganta
los fachos nunca lloran ni se espantan
otra vez me va tiñendo el escarmiento
de correr hasta quedarme sin aliento
Los gorilas brindan fuera de sus jaulas
y a mi gente no le dejan ni las aulas
puro pico de cuervo y maestría
en devorarle a los vivos la alegría
Dice el gobierno: “para vacunas no alcanza”
pero aquieta en perdigones la balanza
que me crezcan balas de los dedos
pa’que aprendas lo que es besar el suelo
Yo no quiero ser más buena que tu saña
quiero que te morfes toda tu calaña
que el fuego se haga fiesta en nuestras plazas
y no te sientas tranquilo ni en tu casa

Genocidio blanco
terrorismo de estado
lingote en perdigón
pulcro cuello de matón
me ahogan los muertos
los gases, las balas
La sangre derramada
nunca será negociada.

Natalia Carrizo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *