Una historia de porteros, patovicas y departamentos (André Demichelis)

¿Quién dijo que la buena literatura tiene que ser aburrida? André Demichelis tiene un estilo literario diferente: con el humor plantea críticas que desafían desde lo económico hasta las estructuras sociales más conservadoras. Una propuesta distinta.

 

 

El portero de mi edificio de chico quería ser patovica. Y ayer llegué tarde, iba a entrar y me dijo “así no pasás”. Lo miré. “Vivo acá” dije. “Flaco” dijo “estás borracho y no tenés entrada”. “Pago las expensas” susurré y me senté en la vereda. Me dormí. Al rato me tocó el hombro: “pasá, pibe, dale”. Por el pasillo, llegando a mi puerta, escuché música, gritos y risas. Entré y vi luces de colores, una banda tocaba en la pieza, unos bailaban en mi cama, otros se besaban en el ropero. “Permiso” y fui a la estantería de los libros donde servían cerveza y ferné. “¿Me dan algo?” pedí. Me dieron un libro de fontanarrosa y me reí tanto que me vomité.

André Demichelis

 

Para ver más material de Demichelis en el blog: entrá acá
Para leer más textos de “Apalabrarte 2018” hacé clic aquí

Acerca de Leandro Murciego

Soy Leandro Murciego, periodista el diario La Nación en Argentina hace más de 25 años, poeta y autor del libro "Identidad", gestor cultural y creador del blog PAMA (Poesía a Mano alzada) que nuclea y cura trabajos de poetas hispanoamericanos. Creador y conductor de los ciclos radiales "Noche de Letras 2.0" y "NDL Casual". Como coach y mentor de autores, mi trabajo es ayudar a escritores y a personas interesadas, a refinar y enriquecer su estilo literario.
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *