Borges y los espejos

Si hacemos un especial sobre Espejos quien no puede faltar es Jorge Luis Borges. Él utiliza las bondades de los espejos para construir su mundo literario. A Borges no sólo le interesa el contenido sino también las fórmulas de las ideas. Considera todos los sistemas de pensamiento humanos como arbitrarios y trata de lograr un equilibrio formal entre el texto y el contexto mediante la ordenación de las imágenes que aparecen en el espejo.

Borges ha expresado en repetidas ocasiones -tanto en sus obras como en entrevistas- su miedo al espejo. Éste no sólo deriva de la perfección sino también de la multiplicación infinita de las imágenes que ellos ofrecen. Según algunos analistas Borges siente miedo tanto a la perfección como al tiempo mismo, y, a la vez, a la lejanía continua de dicha perfección. El miedo a los espejos enfrentados, con el correr del tiempo, orienta la atención de Borges hacia la infinitud.

Julián Ferreira es un poeta y ensayista, nacido en 1985, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Aquí se publicarán materiales enviados tanto para el podcast literario/cultural Noche de Letras 2.0 sino, también, para el blog PAMA (Poesía A Mano Alzada).



Él supone un universo donde trascienden el tiempo y el espacio. En este universo se niegan el tiempo lineal y el espacio, a su vez, se encuentran varias posibilidades de combinación tiempo y espacio. Esto dio origen a la flexibilidad que manifiestan varios pensamientos borgeanos.

Borges construye -junto con el espejo- la existencia de un otro que lo acompañará a lo largo de gran parte de su obra.

Yo que sentí el horror de los espejos
no sólo ante el cristal impenetrable
donde acaba y empieza, inhabitable,
un imposible espacio de reflejos

sino ante el agua especular que imita
el otro azul en su profundo cielo
que a veces raya el ilusorio vuelo
del ave inversa o que un temblor agita

Y ante la superficie silenciosa
del ébano sutil cuya tersura
repite como un sueño la blancura
de un vago mármol o una vaga rosa,

Hoy, al cabo de tantos y perplejos
años de errar bajo la varia luna,
me pregunto qué azar de la fortuna
hizo que yo temiera los espejos.

Espejos de metal, enmascarado
espejo de caoba que en la bruma
de su rojo crepúsculo disfuma
ese rostro que mira y es mirado,

Infinitos los veo, elementales
ejecutores de un antiguo pacto,
multiplicar el mundo como el acto
generativo, insomnes y fatales.

Prolonga este vano mundo incierto
en su vertiginosa telaraña;
a veces en la tarde los empaña
el Hálito de un hombre que no ha muerto.

Nos acecha el cristal. Si entre las cuatro
paredes de la alcoba hay un espejo,
ya no estoy solo. Hay otro. Hay el reflejo
que arma en el alba un sigiloso teatro.

Todo acontece y nada se recuerda
en esos gabinetes cristalinos
donde, como fantásticos rabinos,
leemos los libros de derecha a izquierda.

Claudio, rey de una tarde, rey soñado,
no sintió que era un sueño hasta aquel día
en que un actor mimó su felonía
con arte silencioso, en un tablado.

Que haya sueños es raro, que haya espejos,
que el usual y gastado repertorio
de cada día incluya el ilusorio
orbe profundo que urden los reflejos.

Dios (he dado en pensar) pone un empeño
en toda esa inasible arquitectura
que edifica la luz con la tersura
del cristal y la sombra con el sueño.

Dios ha creado las noches que se arman
de sueños y las formas del espejo
para que el hombre sienta que es reflejo
y vanidad. Por eso nos alarman.

Jorge Luis Borges

(Los espejos)



Escuchá el podcast de Noche de Letras 2.0 sobre “Espejos”

En esta ocasión llegaron cerca de medio centenar de producciones de distintos rincones del continente americano y de España. Disfrutá de este encuentro de 30 minutos que contó con materiales de: Leandro Murciego, Mariana Kruk, Sonia Rovegno (Uruguay), Susana Fragassi, Lucía Im`peratore, Juan Fonrouge, Ana Ulehla, Carlos Calero Rodríguez (Cuba), Txema Anguera (España), Irene Contardo, Pabel Cheuquepán Inostroza (Chile), Verónica Boletta, Pablo Carducci, María Rivero Oyarce (Chile), Nadia Giménez, Carlos Urdapilleta y Lilia Gutiérrez Riveros (Colombia).


Hacé clic en la imagen y escuchá el Podcast del Especial de Noche de Letras 2.0



Acerca de Leandro Murciego

Soy Leandro Murciego, periodista el diario La Nación en Argentina hace más de 25 años, poeta y autor del libro "Identidad", gestor cultural y creador del blog PAMA (Poesía a Mano alzada) que nuclea y cura trabajos de poetas hispanoamericanos. Creador y conductor de los ciclos radiales "Noche de Letras 2.0" y "NDL Casual". Además, soy coach ontológico y trabajo profesionalmente como coach y mentor de artistas, mi trabajo es ayudar -en especial- a escritores, cantautores y a personas interesadas, a refinar y enriquecer su estilo literario.
Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *