shopify visitor statistics

Construyendo recuerdos… (Leandro Murciego)

On 12 agosto, 2016 by lmurciego

La Revista literaria colombiana Demencia me invitó gentilmente a formar parte de su convocatoria de la edición 13 que reunía, una suerte, de supuestas cartas anónimas. La mía la escribí casi a mano alzada y supuestamente esta fue escrita por un hombre al que le habían secuestrado su mujer y desaparecido a su mujer el gobierno defecto…

Capture Demencia 13 Capture Demencia 13 Cartas

¿Hola, cómo estás tanto tiempo? Imagino casi a diario que bien. Mi pregunta casi que no busca otra respuesta que no sea esa. Me cuesta saberte lejos y silenciosa. Desde que partiste o te partieron dejé de temerle a la soledad y descubrí que estás siempre a mi lado. Pero igual nos extraño…

Creo que va ya para dos o tres meses; la verdad que no lo sé, desde que no iluminas mi vida el tiempo se paró; sí se paró sólo para mí. Sé que hay otras personas que pasan por lo mismo pero aún no he tenido tiempo de salir de mí para buscar a alguno de ellos.

Recuerdo con una sonrisa algunos de los mediodías que le logramos robar al trabajo para atrincherarnos en casa y resistir del mundo a fuerza de caricias y besos. Recuerdo algunos almuerzos, aunque cada vez me acuerdo de menos e imagino mucho más de todo aquello. Poco a poco el deseo le va ganando al recuerdo y voy pariendo nuevos momentos que ya no logro distinguir entre los que vivimos juntos y los que he moldeado luego.

Que voy a decirte que vos no sepas, ¿justo yo te diré ahora a tí que el mundo ha cambiado? Desde que no estás o te fueron las ventanas de las casas donde entro están siempre cerradas, los ambientes por los que transito se han puesto húmedos y cada vez que me topo con un espejo me saltan diez mil agujas heladas que se me clavan por todo el cuerpo, y de pronto entiendo que  anochecí de golpe y que no sé si mañana amaneceré de nuevo…

Leandro Murciego
(Construyendo Recuerdos*)

Supuesta carta de un Marido al que le secuestraron a su mujer, en plena dictadura militar Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *