shopify visitor statistics

Daniel Quintero, Fede López y Carolina Lesta. Prog.#100 de Noche de Letras 2.0

On 25 junio, 2018 by lmurciego

*Programa de Radio de Poesía (Recitados, reportajes, etc)*

Noche de Letras 2.0 cumplió 100 programas y lo festejamos con algunos amigos.
En la primera media hora, una entrevista a Daniel Quintero quien, en breve, presentará dos libros nuevos: “Signos en el jardín de las delicias” y “Pruebas de galera”.

Además, nos vinieron a leer su poesía Carolina Lesta, Federico López y, desde el más allá, Unai Rivas Campo. Hablamos de Cross en la boca y Materia Oscura (programas radiales que se emiten por “La vecinda radio online). Buscanos en youtube y escuchá nuestros programas o visitá nuestro blog para ver o escucharlos todos: www.nochedeletras.com.ar

 

 

 

 

Construimos todo
lo que antes jamás habíamos recordado.
La bruma canta con su limosna más hambrienta
enredándose al frío de tu voz en la penumbra.
Sumido en la frustración
por no poder hacer playa en tus dominios
y sin aliados en esta batalla
hundo mi armada en el océano de tu piel
todo rodeado de invasores
que seguramente por sacarte de puerto,
de tus muelles a las que me sometí
aun sabiendo que no sobreviviría,
ovacionan mi naufragio por nombrarte.
En estas aguas no se salva nadie,
han perecido civilizaciones
por la codicia de tocarte,
los ahogados de vos rasguñando el fondo
de todas las olas rotas en los muelles
gastados de tus sedas en pena,
tu verbo negro, tu llaga.
No soy un estratega francés a punto de morir,
ni un almirante inglés devastado
por la lujuria monetarista,
tampoco el soldado héroe congelado en Malvinas;
no soy la guerra sino en tu pelo,
en tu retorcido cariño por desguazar
mi artillería rota, mi color vencido,
esta luz que busca profunda
la sal intacta de la lluvia
en tu epígrafe dormido.
Ni plaza por la fama se hará de esta batalla,
ni lágrimas por Londres llorarán los piratas
en tu tesoro escondido,
nadie hará trono de mi sangre perforada,
desplomada, pudriéndose en la cornisa
de una fosa marina desmerecidamente.
Emergeré de las lágrimas propuestas,
de la piedad, del disparo con que fui hundido
grotesco, turbio, maloliente.
Desdoblo mi epitafio de mar:
trozo de bronce enverdecido,
trozo de pacto a cuestas.
Me hace bien esta batalla
donde perderé la honra y las palabras,
donde seré el desterrado iluso sin indulto
puesto a morir en una isla pequeña
llena de animales que gritarán tu fundamento
antes de saltar sobre mis nervios
y descuartizar la fe que conservo
a resguardo de la evidencia,
después de todo ni en cemento
quedarán marcas de este amor.
Nada de nada tu piel
nada de nada este naufragio.
Sin saberlo me estoy ahogando
de la garganta atravesado ya sin aire
me sale tu nombre como infarto,
me pedís volviendo tu amor ofrecido
en esta libertad donde nos construimos
y yo tan sobreviviente
que a mejor buque mi abordaje.

(Trafalgar)
Daniel Quintero

 

 

Para ver todas las publicaciones de Daniel Quintero hacer clic aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *