Dos poemas de María Lanese

María Lanese nació el 5 de julio de 1945, en Ripalimosani (Campobasso, Italia), en el seno de una familia de campesinos que emigraron a Argentina en 1949. Desde ese momento, Lanese reside en la ciudad de Rosario, Argentina, donde se desempeñó en el campo artístico.

Para ella la palabra tiene un rol importante y el psicoanálisis, la música y la poesía dan cuenta de ello. Sus tres actividades la definen y, a la vez, la potencian. Entre 1995 y 2019 ocupó diferentes cargos de gestión cultural en la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario y del Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe. Actualmente, es miembro de la comisión directiva de Centro PEN de la Argentina.

Este sol que insiste 

en encerrarme en esta sombra. 

Y esos pájaros…

esos pájaros que insisten 

en cantar para si mismos.

María Lanese
(Sol ajeno)

Estas son algunas de las publicaciones de María Lanese


Una mujer cansada 

cuelga sus pañuelos de llorar 

en la ventana.

Pasa un hombre de los que coleccionan 

llantos de mujer 

trepa a la ventana 

descuelga y guarda esos pañuelos 

en su bolsillo 

sin reparar siquiera en la mujer 

que llora 

            detrás de la ventana.

Es entonces 

cuando ella 

entiende 

saca del bolsillo 

sus pañuelos de mujer 

se descuelga por la ventana 

se aproxima a ese hombre 

_que colecciona mujeres_ 

y se lo mete en el bolsillo.

María Lanese
(Andante)



¿Sabés de qué se trata el Coaching Literario?

Hacé clic aquí

 

 

 


Acerca de Leandro Murciego

Soy Leandro Murciego, periodista el diario La Nación en Argentina hace más de 25 años, poeta y autor del libro "Identidad", gestor cultural y creador del blog PAMA (Poesía a Mano alzada) que nuclea y cura trabajos de poetas hispanoamericanos. Creador y conductor de los ciclos radiales "Noche de Letras 2.0" y "NDL Casual". Además, soy coach ontológico y trabajo profesionalmente como coach y mentor de artistas, mi trabajo es ayudar -en especial- a escritores, cantautores y a personas interesadas, a refinar y enriquecer su estilo literario.
Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *