Dos segundos (poemario)

Dos segundos, son suficiente para muchas cosas, dar el más dulce de los besos, echar a rodar la más sentidas de las lágrimas, decir “te amo” o detener el tiempo… Un poema a mano alzada…

 

reloj-hiroshima

Conocido como el reloj de Hiroshima, marca el momento en el que el mundo por un rato detuvo el tiempo

 

A uno –aunque no lo sepan- 
le corresponde el otro;
se completan,
dependen entre sí.
Son siempre dos,
siempre… 
Hasta que un instante
sin saber bien por qué
dejan de serlo, 
se rompe la previsibilidad,
se eclipsa el tiempo 
y de golpe la el día 
ya nunca, pero nunca,
más amanece …

Leandro Murciego
(Dos segundos)

Para leer más textos míos hacer clic en:
Archivo Murciego

Acerca de Leandro Murciego

Soy Leandro Murciego, periodista el diario La Nación en Argentina hace más de 25 años, poeta y autor del libro "Identidad", gestor cultural y creador del blog PAMA (Poesía a Mano alzada) que nuclea y cura trabajos de poetas hispanoamericanos. Creador y conductor de los ciclos radiales "Noche de Letras 2.0" y "NDL Casual". Además, soy coach ontológico y trabajo profesionalmente como coach y mentor de artistas, mi trabajo es ayudar -en especial- a escritores, cantautores y a personas interesadas, a refinar y enriquecer su estilo literario.
Marcar como favorito enlace permanente.

6 comentarios

  1. Interesante planteamiento del texto.nos obliga a leerlo varias veces.Muy subjetivo. Pero atrapante,esa es la magia de palabra……..Felicidades Leandro!

  2. si muy cierto solo vale un instante, y muchas cosas podemos cambiar en nuestra vida
    muy bonito lo felicito

  3. Gracias Mirian. Hay que vivir el instante.

  4. A propósito del reloj parado a las 8 y 15,se detuvo el tiempo y miles de vidas no vieron otro amanecer, las instantáneas son irrepetibles por mucho que se trate de eventos parecidos,por ejemplo el beso de dos segundos de ayer no es lo mismo al beso de dos segundos de hoy,siempre hay algo que los hace diferentes,Gracias por lo que compartes, saludos amigo Leandro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *