Invictus, de Henley (homenaje a Mandela)

Hay gente que se hace grande con los pequeños actos, que nos hace grandes sólo con sus gestos; que logra cambiar pacíficamente no sólo su mundo sino el de todos, humildemente, sin gritos, sin enojos. Ese para mí era Nelson Mandela un difícil espejo en el cual mirarse, un necesario modelo al que deberíamos tratar todo el tiempo de recordar.

La muerte lo sorprendió a Mandela a los 95, en su hogar en Johannesburgo, sin poder reprocharle absolutamente nada…

Aquí les dejo el poema que acompañó a Nelson Mandela durante las tres décadas de encierro, en una prisión en las costas de Ciudad del Cabo.

INVICTUS
Fuera de la noche que me cubre,
negra como el abismo de polo a polo,
agradezco a cualquier dios que pudiera existir
por mi alma inconquistable.

En las feroces garras de la circunstancia
ni me he gemido ni he gritado.
bajo los golpes del azar
mi cabeza sangra, pero no se inclina.

Más allá de este lugar de ira y lágrimas
es inminente el Horror de la sombra,
y sin embargo la amenaza de los años
me encuentra y me encontrará sin miedo.

No importa cuán estrecha sea la puerta,
cuán cargada de castigos la sentencia.
Soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

William Ernest Henley
(Gloucester,Inglaterra: 1849-1903)

Este poema fue escrito en 1875 y fue publicado por primera seis años más tarde en el “Libro de Poemas”, de William Ernest Henley.

 

Aquí el poema recitado por el actor Alan Bates

Si quieren un rápido punteo de su vida pueden visitar este sitio:
http://noticias.terra.com.ar/nelson-mandela/fechas-clave-en-la-biografia-de-nelson-mandela,dbe06350c0eb2410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

Acerca de Leandro Murciego

Soy Leandro Murciego, periodista el diario La Nación en Argentina hace más de 25 años, poeta y autor del libro "Identidad", gestor cultural y creador del blog PAMA (Poesía a Mano alzada) que nuclea y cura trabajos de poetas hispanoamericanos. Creador y conductor de los ciclos radiales "Noche de Letras 2.0" y "NDL Casual". Además, soy coach ontológico y trabajo profesionalmente como coach y mentor de artistas, mi trabajo es ayudar -en especial- a escritores, cantautores y a personas interesadas, a refinar y enriquecer su estilo literario.
Marcar como favorito enlace permanente.

6 comentarios

  1. Bello homenaje para tan digna persona,que será recibido adonde vaya, con la magnanimidad que el desparramó en la tierra.Enseñó a su pueblo y al mundo entero lo que es luchar pacífica por la libertad.

  2. Está bueno que se le haga un homenaje a un hombre enseño a su pueblo y al mundo como se lucha pacíficamente para lograr algo tan preciado como es la libertad.

  3. Vale la pena releer algo tan significativo y reiterar las palabras salidas desde mi alma.

  4. Pingback: A un año de la partida de Mandela - Poesía a mano alzada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *