La luna, Jaime Sabines

 

fotografc3ada-de-sabines

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.

Jaime Sabines
(La luna

Para leer más textos del autor pueden hacer clic aquí

Para escucharlo en la voz del autor:
www.youtube.com/watch?v=dPqfSFvQEUc

Acerca de Leandro Murciego

Periodista y escritor, autor del libro de poesía IDENTIDAD. Creador y conductor de los ciclos "Noche de Letras 2.0" y "NDL Casual". Lleva adelante la productora de contenidos Culturales NDL. Autor del poemario Identidad, editado en EE.UU. por la editorial Por el ojo de la aguja, que se comercializa por Amazon y por Mercado Libre. Esta página Ganó el Premio Como MEJOR SITIO CULTURAL según el premio BINACIONAL RÍO DE LOS PÁJAROS.
Marcar como favorito enlace permanente.

2 comentarios

  1. Ines M.Palomino Chang

    Muy hermosos poemas.
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *