shopify visitor statistics

Mamá política, no me abandones – Omar Crespo

On 28 marzo, 2014 by lmurciego

El 2 de abril, a un año de  la inundación en La Plata, Club Hem Editorxs junto a Pixel Editora proponen publicar un libro que reúne relatos, crónicas, poemas, cuentos e ilustraciones. Con el objetivo de financiar la publicación, se ha subido un proyecto en la plataforma Ideame. Con lo recaudado, se publicarán una tirada de 500 ejemplares. Los fondos de la venta serán destinados a la Biblioteca Popular “Carlos Bórmida”, que perdió sus libros de la A a la J a causa de la inundación.

 

 

Acá dejo uno de los poemas que formarán parte de la Antología.

 

Después de la puñalada del cielo
por la espalda,
nos queda esta intemperie desmedida
de galopar la crónica perfecta,
la misma que los noticieros desafían
en su banquete diario de perversión
y especuladora miseria.

Después qué. Haciendo gárgaras
con imágenes confusas, veloces,
con imágenes que nos prestan
y a las que nos aferramos.
Porque son nuestras.

Después, sacar los muebles muertos a la calle,
navegar lavandinas,
pasar el trapo, masticar baldes
y llorar todos los martes enteros
hasta que la memoria seque un pedazo de vida.

Después, con la punta más filosa del alma
ir sacándole la cáscara a la incertidumbre
para saber si estamos vivos de pedo
o de milagro
o si es una ironía del cielo dejarnos respirando a algunos
mientras contamos el infierno de los cuerpos;
año trece, año yeta;
el cielo todopoderoso nos dio un papa
pero nos dejó esta discusión de cuántos mató
el paro cardíaco de la inoperancia:
mamá política no puede con la naturaleza,
pero su obligación es amamantar todos los bebés
y esperamos su autocrítica palabra.

Después, capturar el verbo
que rebobine todo,
congelar las nubes,
detener el agua,
y ahí darle una cachetada
al intendente, al gobernador,
a la presidenta, a los meteorólogos,
a nosotros mismos por tirar basura
en la calle y volvernos culpógenos
de la maldita desgracia.

Después, te das cuenta el vacío de acumular.
Y que lo único que no tiene fondo es
el garage pedregoso del alma.
Pasamos colchones, hacemos puentes humanos para pasar
paquetes de fideos, pañales, abrazos. Salen móviles a la pobreza.
Y nos sentimos menos solos.
Somos televisados.
Y al otro mes ya nos estamos mirando de reojo
porque nos sabemos mezquinos.
Nos preguntamos
cuánto tiempo podemos ser solidarios,
para volver a la otra semana al sistema paranoico de alarmas y candados
por miedo al que el prójimo me deje sin ruedas,
sin electrodomésticos y sin ególatra salario.

Después, mirando con pánico si las nubes se conspiran,
sin saber si tienen el ancho de espada
o el cuatro de copas,
si es que hay que andar vestido de pez
como un idiota votante que elige candidatos.

Sabemos que es hora de bajar un cambio
y dejar de jugar al vecino omnipotente.
Pero nos puede lo febril, la indignación,
la paliza gris que nos dio el viento
mientras nuestro asombro dormía
en un dos malvinense.

Ayer,
mientras veía asomar el sol
lleno de moretones y preguntas,
encontré el vital consuelo:
los amigos son las guitarras
que nunca se oxidan
y donde una canción de lluvia
se puede seguir rasgueando,
una canción de lluvia de las otras,
de las que juntan mates, vinos, sanguchitos,
conversaciones de sobremesa
que secan con amor espontáneo
tanta humedad violentamente organizada.

Omar Crespo
(Mamá política, no me abandones)

 

Si quieren estar al tanto del proyecto o colaborar con él pueden visitar el sitio http://idea.me/projects/9068/agua-en-la-cabeza o ingresar a su perfil de facebook:  https://www.facebook.com/aguaenlacabeza

Te invitamos a visitar la página del proyecto Agua en la cabeza y a colaborar para que este sueño pueda concretarse. // http://ide.la/1hxieSr //

Para ver más sobre el proyecto hacé clic aquí

2 Responses to “Mamá política, no me abandones – Omar Crespo”

  • Mabel Grigera

    Tanta verdad hay en cada verso, tanto dolor en cada estrofa, tanta decidía en cada funcionario, que no puedo más que ponerme a rezar para que otro 2 nunca suceda!!!!!!!!!

Trackbacks & Pings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *