Poemas para Chile I

La literatura en general, y la poesía en lo particular, tienen un papel fundamental en la historia de la humanidad. Ellas se comportan como una suerte de crónica literaria de los diferentes procesos sociales, económicos y culturales. El arte, en líneas generales, suele dejar huellas de aquello que otrora los historiados y hoy los historiadores y los medios de comunicación masivos no suelen reflejar.

De allí, la preocupación de dejar reflejo artístico de los problemas político-sociales que estaba viviendo Chile en los últimos tiempos. Cuando el malestar popular se manifestó en forma masiva y la gente se apoderó de las calles de Santiago de Chile, el 18 de octubre de 2019, desde PAMA (Poesía a Mano Alzada) y desde el programa radial Noche de Letras 2.0 (NDL) comenzamos a contactar a escritores que estuviesen dispuestos a poner sus letras en apoyo al reclamo. Y fue así empezamos a tejer una red de contactos artísticos dispuestos a visibilizar un problema que fuera de Chile parecía carecer de la suficiente fuerza.

Lentamente, se multiplicaron las voces y se fueron sumando los escritos, que con el tiempo tomaron forma de registro literario y fotográfico de esos tiempos. Ellos fueron el sustento de especiales radiales y audiovisuales de Noche de Letras 2.0 y comenzaron a girar primero por Buenos Aires y más tarde por Santiago de Chile en formato de fanzines (publicaciones caseras y autogestivas) impulsadas desde PAMA.

Aquí en este posteo “Poemas para Chile” -que formará parte de una serie- donde se reflejan algunos poemas que dieron forma a la convocatoria de NDL y de PAMA. Comenzamos con textos de Leandro Murciego, Alejandro Mayoral, Estela Zanlungo, Natalia Carrizo y Daniel Quintero y fotos de: Eric González, Danko Mursell y Hugo Ángel.

Collage PAMALeandro Murciego / Foto: original: Eric González “Flamean los derechos, se queman las injusticias”

A Raúl Zurita

Es preciso salir a la calle,
hacer sonar lo que se pueda.

Repartir, por todo Chile, letras,
a diestra y siniestra.

Poner “en la primera línea”
a los que escriben de amor,
a los que lo hacen por impulso,
necesidad o romanticismo.

Un paso atrás
estaremos los panfletarios,
los que vomitamos poemas,
de ésos que queman como bilis.

Y al fondo,
los poetas que con un verso
puedan acabar con un sistema entero.

Leandro Murciego

(Resistencia poética)

FOTO: DANKO MURSELL

¿Qué es ese rumor de esquina,
ese dolor en el aire,
ese temblor a subsuelo barroso?


¿Qué son 
esos cuerpos desterrados,
esas almas 
en pena de muerte?


¿Qué son 
esos gritos de hartazgo,
esa función irreverente,
ese abanico
de posibilidades sin destino?

¿Qué son
ese aluvión de sueños truncos,
desde el fondo de los tiempos,
esos modales,
ese argot amenazante?


¿Qué viene a ser
ese derrumbe de cimientos,
ese derroche de simientes,
esa sublevación de ojos,
de manos, de gargantas?

¿Para qué vienen?
¿Para qué insisten?
¿Por qué reclaman
lo que nunca tuvieron?. 

Alejandro Mayoral

(Subsuelo)

FOTO: DANKO MURSELL

Ningún ojo tan diestro
como el del perro bien nutrido
para apuntar al corazón de la manzana,
cuidar lo que es de diosen la mano del justo.

Que nadie ponga en duda
lo que está escrito
de puño y letra con la ley de la raza;
les va a costar un Potosí
torcer la vara de repartir el postre.

Si es eso lo que quieren,
aquí guardamos la constancia
de historia bien habida
incluso lo que yace
bajo los pies del mundo,
cada siglo en su folio
y si no mire, m’hija
para lo que hay que ver
con un ojo les sobra.

Algunos vienen con el cuento de que
se necesitan dos:
ni que tuvieran que dormir despiertos
para engordar nuestro ganado.

Estela Zanlungo

(El amo)

FOTO: DANKO MURSELL

Ellos.
– ¿Quiénes?-
Los mismos de siempre.
No se llaman país,
ni pueblo, ni nación.

Poder se llaman, poder…
Poder y despojo.
Algunos viven al norte
y otros no.

No se llaman ni yanqui, ni europeo,
se llaman capital, se llaman imperio.
Están aquí, allí, allá.

Ellos,
los mismos de siempre,
los de la biblia sin dios,
los de la bala de paz,
la libertad de cuartel,
y la riqueza sin pan.

Ellos los de la prosperidad
para el hambre, la maldad
y la bruta necedad.
No se llaman Camacho,
aunque se llaman Camacho;
no se llaman Piñera,
aunque se llaman Piñera;
no se llaman Mauricio,
aunque se llaman Mauricio;
no se llaman Donald Trump,
FMI, ONU, OEA,
aunque así se reconocen también.

Poder se llaman, abuso-de-poder…
Poder y muerte.

Ellos,
los mismos de siempre.

Nosotros ahora,
más despiertos que nunca,
negando la sumisión, el olvido, la entrega. 
¡Ahora nosotros! 
¡Viva nuestra América libre
de neoliberalismo y neofascismo!¡Viva nuestra América libre
de colonialismo e imperialismo!¡Viva nuestra América
libre!

Natalia Carrizo

(Ellos)

Foto de primera línea. Autor: Hugo Ángel

Quisiera ser pajarito
con las alitas azules
para volar divertido
sábado, domingo y lunes. /cantan
Los Jaivas

Bailo con el diablo de los desposeídos
una cueca larga en cada esquina
tan larga es que entra todo el continente
como si sólo hubiera lugar para un solo país
y todos bailan
y todas mueven la historia con una sonrisa
cada esquina es toda la patria
que siempre es 18
y Neruda canta con su voz de hilo rojo
los versos de Manuel
y las manos de Víctor
volvieron a hacer palmas en esta cuequita
que el diablo baila en cada esquina
también yo bailó junto a ellos
Dinko y Julito me llevaron de Magallanes a Valparaíso
para que escuche al Pato Manns llorar de amor su compañera
de este lado también se grita
“paredón paredón toda la cordillera”
y repica la historia
y repica la cuequita
tan largas las dos
como esperanza de Patria Grande
llegará el tiempo de pisar las calles
besar las piedras
hacerse al mar para ver
toda la sal en su esplendor
escuchar el eco bajar desde las cumbres
“se va acabar se va acabar”
como si fuera una cueca larga que se baila
en cada esquina. Harto picadita.

Daniel Quintero

Entrá acá en los siguientes posteos:
Poemas y fotos para Chile II
Poemas y fotos para Chile III

Acerca de Leandro Murciego

Soy Leandro Murciego, periodista el diario La Nación en Argentina hace más de 25 años, poeta y autor del libro "Identidad", gestor cultural y creador del blog PAMA (Poesía a Mano alzada) que nuclea y cura trabajos de poetas hispanoamericanos. Creador y conductor de los ciclos radiales "Noche de Letras 2.0" y "NDL Casual". Como coach y mentor de autores, mi trabajo es ayudar a escritores y a personas interesadas, a refinar y enriquecer su estilo literario.
Marcar como favorito enlace permanente.

2 comentarios

  1. Gracias por la poesía, Leandro!

  2. Bella página. Me gustó la conexión con los sucesos en Chile, los escritores tienen un pensamiento común, una ética del encuentro humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *