shopify visitor statistics

Un año sin Eduardo Galeano…

On 13 abril, 2016 by lmurciego
**Un año sin Eduardo Galeano**
 
Hace un año nos dejo Eduardo Galeano, escritor, poeta, periodista uruguayo: Un artesano de nuestra memoria latinoamericana, un arqueólogo de cientos de miles de historias que parecían estar condenadas al olvido. Hace un año nos dejó uno de nuestros guerreros literarios, hace un año se nos fue uno de nuestros caballeros de las letras, que en los últimos tiempos se había convertido en una suerte de voz de la conciencia de nuestro continente.
Recordar suele ser peligroso y necesario, pero este viaje siempre fue mucho más placentero hacerlo con la voz calma y parsimoniosa de Eduardo Galeano, un ser tan claro como el agua que con sus escritos a lo largo de su recorrido literario fue construyendo una parte tan necesaria como importante de nuestra MEMORIA LATINOAMERICANA.
 
Sin él nos hemos quedado huérfanos y cuando eso sucede estamos obligados a crecer, a ser nosotros quienes comencemos a buscar, a salvar de la oscuridad y del olvido a esas historias que no hacen más que dar forma y contenido a la memoria colectiva.
 
Para no olvidarlo nos quedaron sus letras, para honrarlo su enseñanza esa que da cuenta Que la historia no siempre la escriben los que ganan sino más bien aquellos que perseveran. Entonces, a perseverar…
 
Leandro Murciego
(Editorial de Noche de Letras 2.0 edición #30)
 
NOTA: Comienzo del programa “La Plata Bajo el Agua, Antología de una inundación” que tuvo como invitado al escritor y abogado, Julián Axat y que fue dedicado a las 89 víctimas de las inundaciones sufridas en La Plata, en 2013.
 
Escuchá el programa haciendo clic en este link:
https://www.spreaker.com/user/radio_trend_topic/axat-inundaciones-la-plata

2

2 Responses to “Un año sin Eduardo Galeano…”

  • Marita

    He leido el blog muchas veces, es mas, lo he compartido y escrito algún comentario.
    Para mi Eduardo , aparte de un ídolo y un referente, fue un amigo. De esos amigos que no están casi, que no hacen ruido, pero dejan huella.
    Fuimos vecinos de Malvín. Yo vivía en la calle Santana y Dalmiro Costa y él, en Dalmiro Costa y Santana. Teníamos una esquina para cruzarnos. Pero que no se malentienda,no había amorío, había un amor muy puro de mi parte y una gran admiración.
    Nos ha dejado huérfanos si, ya lo dije yo en uno de mis escritos.Está publicado en mi perfil, desde que se fue Eduardo, mas allá de nuestra esquina, mas allá de nuestra playa, mas allá de nuestra vista…. al mar de fueguitos que el contaba, a encender otras hogueras…
    Por Siempre Maestro.

  • Marita

    Ahora ya son tres, Y TRES AÑOS SIN EL MAESTRO son muchos.
    Igual seguiremos queriéndolo en nuestra vida, por eso conservo sus libros y sus pequeñas postales, esas que enviaba por año nuevo, ah si, pero en febrero….El tenía su forma particular de comunicarse y hasta en eso era diferente. Te saludaba el año en febrero y se despedía en abril….
    Inmenso hombre de las letras, tiene desparramados por el mundo miles de amigos, miles de lágrimas ruedan mansas cuando lo recordamos y vamos hacia la biblioteca a acariciar sus palabras con nuestra mirada, en la cuna abierta de sus libros.
    Sea este un homenaje mas, pero yo quiero que sea un grito y un llanto y un quejido y también una risa, esa carcajada mansa que a veces terminaba en un movimiento de cabeza hacia atrás, como para caerse de la silla,porque sigue vivo en nuestro recuerdo y lo que es mas importante en nuestro corazón, porque esa era la herramienta de Eduardo para escribir. Su gran Corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *