shopify visitor statistics

Para Troilo, “Viejas quejas de bandoneón” (Poemario)

On 11 julio, 2014 by lmurciego

 

En el centenario del nacimiento de Aníbal Troilo Pichuco

 

Pichuco, como tantos otros fue poniéndole música a varios de los primeros capítulos de mi vida. Su fueye mágico sonaba de fondo entre copa y copa, después del asado y en medio de charlas donde mandaba el corazón entre mi querido tío Lito, el Gordo Horacio y mi viejo.
A cien años del nacimiento del Aníbal Troilo, Pichuco, el fueye mayor de Buenos Aires, comparto un poema que le escribí hace tan sólo un año. Y para aquellos que no lo conocieron un par de vídeos con su voz, su música y algo más…

 

 

Troilo

Llora aún su fueye
nocturnos sollozos,
melancólicos rezongos
de la barra de la esquina,

del patio de la casa de la vieja,
del barrio del que no se fue
y que aún lo espera…
Del primer beso robado
en la parada de un tranvía.

Aún hoy su bandoneón guarda la queja
de la partida de Homero anticipada,
del Responso que parió sin compañía,
de Sur, de Garúa y de María;
y de aquel empedrado que lustró
a su paso bajo la luz mortecina.

 

Leandro Murciego
(Viejas quejas de bandoneón)

Para leer más textos de Murciego hacer clic aquí
Para ver más temas relacionados con Troilo hacer clic acá

 

 

Para Pichuco,
que cada vez que cerraba sus ojos
y parecía buscar dentro suyo su pedacito de cielo,
era capaz de robarle los mejores sonidos al silencio,
de eternizar notas, de grabar a fuego recuerdos…

Troilo y su recitado eterno… 

Troilo, un pequeño reportaje, una anécdota del gran Homero y de cierre Sur… 

Troilo, el documental:

13 Responses to “Para Troilo, “Viejas quejas de bandoneón” (Poemario)”

  • Aida Alanis

    Realmente que buen poema Leandro. Y sí te soy sincera nunca había oído a Troilo, pero que bello ejecuta el bandonéon, cada nota que te eriza la piel y el timbre semiaguardientosa… Que joyas.!!

    • lmurciego

      Aida, un buen momento para empezar a navegar por las obras de Troilo, uno de nuestros íconos porteños, junto con el Polaco Goyeneche y Don Osvaldo (Pugliese).

  • María Cristina López

    Me encanto ! gracias Leandro !!!
    y perdona que últimamente no he respondido a tan bellos poemas ,pero estuve enferma…
    Los he leído todos,y es un placer-
    Gracias !

    • lmurciego

      María Cristina no hay nada que perdonar.
      Ni vos ni nadie debe sentirse con la obligación de escribir palabra alguna como devolución de un poema. Los mimos de ustedes, los que están del otro lado son un mimo al alma pero también es un mimo su sola presencia en el blog. Gracias por estar siempre.
      En poco tiempo nacerá mi hija Eva, y seguramente también me ausentaré un tiempo… Al menos eso creo.

      Beso enorme y espero que estés mejor, y de nuevo Gracias por tu compañía.

  • Hilda

    ¡Excelente!

  • Mabel Grigera

    Un bello poema dedicado a un grande de todos los tiempos.
    Un abrazo y cuando nazca Eva, avisanos con un poema,dale?

    • lmurciego

      Gracias. Y sobre lo de Eva espero anunciarlo con un poema. Aunque creo que será junto con la fecha de homenaje al centenario del nacimiento de Cortázar.

      • ADOLFO

        Gracias por todo lo que nos das.
        Es un placer recibir y leer todo lo tuyo en nuestro taller.
        Abrazo enorme y un beso gigante para Eva.
        Con mucho afecto.
        Adolfo

        • lmurciego

          Adolfo, gracias por tus palabras y por el beso a Eva.
          Contame cómo es lo del taller de ustedes? Me interesa mucho saber.

  • mariposa eterna

    Un grande de la música.. Hermoso homenaje, Leandro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *